Testimonio de una paciente Lumiderm: Maternidad

Testimonio de una paciente Lumiderm: Maternidad

Cuando me quedé embarazada, una compañera de trabajo, muy simpática y afable me dijo:

 

“Ya verás ahora, con todos los cambios hormonales que conlleva el embarazo, te van a salir muchas más manchas de Vitíligo”.

 

No negaré que tuve un momento de desesperación, pero la ilusión del momento, mi cuerpo segregando endorfinas por doquier, y ese corazoncito que latía dentro de mí, hicieron un gran trabajo disipando en un segundo toda preocupación.

La sorpresa fue que ni durante el embarazo, ni durante un año y medio después, apareció ni una sola lesión más de Vitíligo. Tuve un niño precioso, disfruté de su crianza, del maravilloso regalo que fue para ambos una lactancia materna prolongada, y sufrí los despertares nocturnos, los lloros y demás vicisitudes propias de la época.

 Si hubiese ocurrido lo contrario, que mi Vitíligo hubiese empeorado, me pregunto si hubiera sido distinto:

¿Hubiese sido menos feliz? ¿Hubiese sonreído menos a mi pequeño? ¿Le hubiese atendido peor? ¿O mejor? ¿Hubiesen sido las cosas de otra manera?

La escritora Martha Medeiros dice en un poema…

”muere lentamente… quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida, huir de los consejos sensatos….”

Mi sueño era ser madre y proporcionar a mi hijo, además de toda la felicidad de la que soy capaz, los beneficios de una lactancia natural. Todo ello desencadena cambios hormonales: aquí esta lo incierto. Pero lo cierto es que mi hijo me sonreía tanto mientras tomaba pecho, que hasta se derramaban gotitas de leche de las comisuras de sus labios, y lo cierto es que nunca ha habido tanto amor concentrado en tan solo los 20 centímetros que separaban nuestras miradas.

¿Qué importa aquí lo incierto?

Llegó la incorporación al trabajo, la falta de sueño, el estrés…y llegaron también nuevas lesiones de Vitíligo, el agobio y el maquillaje “por obligación”. Mientras yo maquillaba pacientemente mis manchas blancas, mi hijo de año y medio se dedicaba a plasmar todo su don artístico de gran tendencia impresionista en las paredes de mi casa, también muy blancas anteriormente.

Mi agobio me llevó a indagar por la red, y tuve la gran suerte de conocer Lumiderm. Varios meses después y gracias a los buenos resultados de la terapia, decidí que ya no era necesario maquillarme “por obligación”, y volví a pintar las paredes de mi casa, que por el contrario, están más bonitas de color blanco.

Aunque cada una/o vive sus circunstancias de distinta manera, lo que creo que debería ser común a todas las personas es el esfuerzo de intentar distinguir lo importante de lo urgente, lo prioritario de lo secundario, lo positivo de lo negativo… Por eso dedico mi testimonio a todas aquellas mujeres con Vitíligo que están o han estado embarazadas, porque ellas sí han sabido distinguir la esencia de lo verdaderamente importante. Pase lo que pase, siempre hay tiempo para todo:

Amar, criar, trabajar, repigmentar, sonreir…

 
Si mi contribución te gusta dame 5 estrellas por favor
 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars   4,50 en 5 puntos, salida basada en 18 votos

Loading...Loading...

9 Comentarios

  1. Hola tengo 24 años y tengo vitiligo desde los 4 años, desafortunadamente no he podido quedar embarazada, los doctores dicen que es por el vitiligo. Mi pregunta es alguna de ustedes les costó quedar embarazadas.

    Responder
    • Buenos días Alison, gracias por tu pregunta y el comentario. Te aseguro que Vitiligo no impide ningún embarazo, se deben buscar otras razones si no quedas embarazada. Una de las mas frecuentes son problemas del hombre. Pero Vitiligo no influye negativamente tu capacidad de quedar embarazada. Un saludo cordial

      Responder
    • He intentado mandarte un correo individual pero tu correo no funciona lamentablemente

      Responder
  2. Hola tengo 22 años estoy embarazada y tengo vitiligo. Yo quisiera saber si nuestros hijos pueden salir con esta enfermedad?

    Responder
  3. Tengo un bebé de casi 11 meses al que sigo dando pecho. Nunca me planteé si la maternidad afectaría al vitiligo y así ha sido. En las últimas semanas y con la llegada del calor estoy viendo más manchas en mi piel. Me da igual. Sigo feliz disfrutando de mi hijo.

    Responder
    • Hola Sara,
      Enhorabuena por tu maternidad y por estar disfrutando de una lactancia natural. Te agradecemos enormemente que hayas compartido este comentario que sin duda, animará a otras pacientes.
      Un fuerte abrazo
      Equipo Lumiderm

      Responder
  4. Hermoso testimonio, yo soy una mujer con vitíligo desde los 26 años, ahora tengo 49 y tengo dos hijos de 17 y 19 años….nunca pensé si me afectaría con nuevas manchas y así ha sido, soy esclava del maquillaje diario y de muchos problemas de autoestima pero volvería a ser madre, nunca pensé en mí hasta ahora….sólo deseo y pido a quien sea (Dios, la providencia, la fortuna….me da igual) que mis hijos de 17 y 19 años no hereden mi «estigma»

    Responder
    • Hola Ángela,
      Te entendemos muy bien. Los problemas de autoestima y el camuflaje de las lesiones con productos cosméticos es un denominador común en muchos de los pacientes de Vitíligo.
      En cuanto a la posibilidad de heredarlo por parte de tus hijos, te recomendamos que leas el siguiente artículo: http://www.lumi-derm.com/vitiligo/como-estan-los-avances-a-dia-de-hoy-en-las-investigaciones-sobre-la-cura-del-vitiligo/. No todo son malas noticias, poco a poco se avanza en las investigaciones y es posible que en futuro se pueda hablar de una posible cura en función de la evolución de estas investigaciones. Eso en el caso de que nuestros hijos hereden el Vitíligo, que no tiene por qué ser así.
      Un cordial saludo y muchas gracias por tu comentario.
      Lumiderm International

      Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *